martes, 24 de febrero de 2015

Nueva campaña de Shan Hu: El Bosque de los Mil Miedos

La provincia de Yú es un lugar de contrastes. Su mitad norte, rodeada por montañas que ejercen de frontera del imperio, y dominada por el Bosque de los Mil Miedos, hacen que sea un lugar ideal para los aventureros. Multitud de leyendas, desafios, demonios... acechan tras cada arbol del bosque, en el cual los fantasmas desesperan por devorar la carne y la esencia de los mortales, mientras se libra una sobrenatural guerra desde eras pasadas.
(Imagen de widewallpapers.net)

Lo que antaño fue un bosque rico y pacífico, es una sombra oscura en la tierra de los hombres... rodeado por caminos no menos peligrosos, controlados por el ejército de la provincia, mientras que en el norte la Guardía Imperial controla el único acceso a la antigua provincia prohibida, perdida en una guerra antigua ante las fuerzas de la oscuridad y donde se dice que hay más tesoros escondidos en sus profundas y oscuras aguas y grutas que en el propio Bosque de los Mil Miedos.

En la mitad sur de la provincia de Yú, los granjeros y agricultores prosperan bajo el perenne miedo a que desde las montañas los sobrevuele la maligna grulla negra, o a que algún demonio llegue a las áreas civilizadas desde el Bosque o las montañas.

Este ha sido el equilibrio de poder durante milenios, pero algo esta ocurriendo: una hueste de shikomes, bakemonos, trolls y ogros estan buscando un conjuro, una tumba, un libro... que les ayude a despertar a un antiguo díos de sangre y estan forzando el movimiento de todas las criaturas del bosque. Algunos dicen que vieron un tengu ir a las montañas de La Espina de Tianlong antes de que los goblinoides decidieran bajar, otros dicen que un espíritu maligno se esta despertando en la zona, otros que todo es obra de la Grulla Negra, y otros que simplemente es otra desgracia más que los dioses les envian.

Pero, a pesar de todo, las gentes de Yú han aprendido a vivir con la oscuridad llamando a sus puertas y viven activamente cuando el trabajo se lo permite, a pesar o gracias a que el duque reside en la Capital del Imperio y el anciano gobernador es un auténtico genio de las finanzas y cercano al pueblo, el cual descarga casi toda la carga fiscal de los campesinos.

En este entorno tiene lugar la nueva campaña de Shan Hu, donde los protagonistas persiguen a un demonio con la capacidad de cambiar de forma y confundir a los sentidos, por venganza u odio personales.  Encontrarlo y derrotarlo puede resultar mas difícil de lo que creen, ya que el oni en cuestión tiene planes de ascender en la escala social infernal utilizando TODO cuanto tiene a su disposición...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada